Quien bien te quiere te comprará más

Quien bien te quiere te comprará más

Quien bien te quiere te comprará más.

Febrero, 2021

¿Qué tienen que ver los sentimientos humanos en un blog de comunicación?
Ahora veremos que mucho.

Cuando definimos una marca es frecuente asignarle atributos y cualidades humanas. Así hablamos que una marca es optimista, osada, apasionada, agresiva, vulgar, confiable… al igual que podríamos decirlo de una persona.

Pero la similitud entre los atributos y características de las marcas y las personas va mucho
más allá. La relación entre una marca y el cliente es similar a la que existe en una relación
de pareja.

Las personas nos conocemos, nos sentimos atraídos, nos seducimos, nos relacionamos, nos comprometemos y somos felices juntos para siempre….o hasta que se acaba el amor y nos separamos o somos infieles.

Asimismo, en nuestra relación con las marcas, sucede igual. Descubrimos una marca que despierta nuestro interés, nos seduce, la compramos, la volvemos a comprar, y seguimos comprándola porque nos gusta y no nos defrauda, hasta que un día algo falla y somos infieles cambiando de marca. Por lo tanto, las claves para que tu marca sea querida son muy parecidas a las de mantener una relación estable y duradera con otra persona. Veámoslo señalando algunas claves básicas para promover el amor por tu marca.

1. Da tú el primer paso.

  • El cliente no esta esperándote. Si lo quieres da tú el primer paso.
  • Da muestras para que confíe en ti y para que te aprecie.
  • Pero desde el principio también elogia y valora lo que el cliente hace por tu marca
  • Sólo así lograrás su confianza y fidelidad.

2. Para ser amado hay que amar antes

  • La marca que no muestra amar a sus clientes no puede exigir que la amen.
  • ¿Sabes cuántos clientes te compran por convicción o sólo por conveniencia?
  • Saber porqué alguien está contigo te ayuda a saber qué hacer para seguir seduciéndole
  • La marca debe mostrar su pretensión de amar a sus clientes.
  • Y el cliente está esperando que le digas que le amas

3. Haz que el cliente se sienta orgulloso de comprarte

  • Busca que el cliente se sienta especial por comprar tu marca
  • Nadie ama a nadie, que no guste decirlo y mostrarlo a los demás con orgullo.
  • Si no consigues que el cliente se sienta orgulloso de comprarte serás sólo un producto “amante”. Es posible que compre tu marca pero no quiere que nadie lo sepa.

4. Sinceridad y transparencia ante todo

  • Los clientes agradecen la sinceridad y la transparencia en su relación con las marcas
  • Muestra desde el principio quién eres, qué haces y qué quieres.
  • Si buscas una relación duradera con el cliente no te dejes llevar por relaciones pasajeras.
  • Que te amen es una labor a largo plazo, no una “aventura” de una noche

5. No menosprecies a los otros

  • No descalifiques a la competencia. Perjudica tu imagen y reputación
  • Esfuérzate en seducir con tus ventajas y con todo lo que puedas hacer por mejorar tu relación con el cliente.
  • No hay nada peor que hablar mal del o de la “ex” a tu pareja. Ni se te ocurra

6. No te rindas y sé constante

  • Si lo haces bien, aunque en algún momento el cliente te sea infiel, hay muchas probabilidades de que te extrañe y vuelva
  • Debes seguir enamorándole aunque este comprando otra marca
  • No pierdas la esperanza de que vuelva
  • Y no seas rencoroso. Ábrele tu corazón

7. No fuerces la relación

  • Como en el amor, lo que obtienes sin la convicción del cliente no tiene valor
  • No esperes fidelidad si el cliente no recibe una recompensa o satisfacción por ello.
  • “Lo nuestro no funcionó porque me exigía mucho y él no correspondía” ¿Te suena?

8. Recompensa la fidelidad

  • No te olvides nunca quién te ama.
  • Muchas marcas se centran en captar nuevos clientes y olvidan a los clientes que les son fieles…..hasta ese momento
  • Sé generoso, fidelízalos, prémialos.

9. Busca puntos en común

  • Crea y promueve momentos y situaciones para encontrar puntos en común con tus clientes.
  • Dale siempre razones al cliente para seguir comprándote
  • Piensa qué le gusta, por dónde se mueve, qué hace, con quién habla,…
  • Y piensa cómo encajas en su vida
  • Mantén viva la llama del amor

10. Que no falte la comunicación

  • La principal causa de la separación.
  • No dejes de hablar con tus clientes. Lo desean y lo están esperando
  • Pero escucha también lo que tienen que decirte.
  • No desatiendas sus quejas y escucha dónde puedes mejorar.

11. Evita el aburrimiento

  • Divierte a tus clientes.
  • Proponles cosas nuevas, diferentes, apasionantes, originales,…
  • Si te acomodas, aburrirás y siempre habrá otra marca dispuesta a divertir a tus clientes
  • ¿Desde cuándo no sorprendes a tu cliente? ¿Y a tu pareja?

12. Si no tienes marca sólo tienes precio

  • Si sabes que la fidelidad de tus clientes es por el precio, espera a que venga otra marca con un precio mejor y verás.
  • Sólo se sustenta el precio como factor competitivo cuando es tu modelo de negocio
  • Si alguien te quiere por tu dinero, cuando no lo tengas te abandonará.

Es fácil deducir en cada una de estas claves, no tanto las herramientas que puedes utilizar como lo que saber de comunicación estratégica para alcanzar el objetivo que persigues con ellas: que los clientes quieran y deseen tu marca.

Javier Tallada
Consultor Estratégico
DISSET.